Eres Divino: Cómo aprovechar tu Dios/Diosa interior

Eres Divino: Cómo aprovechar tu Dios/Diosa interior


«¿Quién soy?»

¿Alguna vez te has preguntado sobre la pregunta anterior? ¿Quién eres más allá de la personalidad humana impulsada por el ego? ¿Eres tú este cuerpo físico? ¿O eres el cerebro o eres el alma escurridiza? Si sabes cómo aquietar tu mente incluso por un nanosegundo, sabes que en lo profundo de ti hay una presencia etérea, ¡y todo lo sabe! En la quietud de tu silencio cultivado, te das cuenta de que hay un depósito dentro, que nunca se puede drenar o evaporar. Como dijo Rumi, no eres una gota en el océano, ¡eres todo el océano en una gota! Sabias palabras para meditar mientras tratamos de abrirnos camino a través de los escombros de la personalidad para descubrir la esencia «real».

¡La verdadera esencia! ¿Cuál es la realidad última? ¿Cuál es la verdad?

Se le ha llamado Anima Mundi o el Alma del Mundo.

Rumi lo llamó el Amado.

¡Los cabalistas lo llaman Ain-Sof y los Advaita lo llaman Parabrahm, el Absoluto!

Hegel llamó a esta energía mística Espíritu Supremo y los pitagóricos la llamaron Mónada.

¿La materia de raíz? ¡Es intangible! ¿Cómo podemos cuantificarlo? En pocas palabras, esta energía intangible es lo que llamamos el alma, y ​​eso es parte de todo. El alma está más allá del tiempo y el espacio, girando en espiral a través de múltiples dimensiones y reinos fractales de experiencias. ¿Puedes captar este pensamiento? ¡Que eres Divino! ¿Puedes alguna vez dar este paso en la imaginación profunda y considerar que esto es cierto?

El mundo está distrayendo con su prisa, ajetreo, competencia y desconfianza; su mente a menudo puede ser descarriada por estos estímulos desunificados. Entonces, ¿cómo le das sentido a la falta de armonía? Si te das cuenta de que hay más en la vida de lo que parece, ya has progresado. Considerarse divino puede tener un gran impacto, ¡aunque sea positivo! Para considerar a los demás como divinos y parte de la misma Fuente, aportas compasión y empatía a tu mentalidad y perspectiva. Con compasión, llega un flujo en la vida y puedes atravesarlo fácilmente a pesar de las circunstancias desafiantes. Este mismo flujo te conecta con la comprensión sagrada de tu identidad y de la materia raíz.

¡La realidad interior es simple! ¡Ustedes son los Dioses y las Diosas que adoran! ¡Eres el verdadero místico interior! ¡La realidad se experimenta porque estás aquí para observarla! ¿Cómo aprovechamos esta realidad interior? ¿Cómo exploramos el místico interior? ¿Cómo podemos canalizar la Diosa/Dios interior?

Cierra los ojos y manteniendo la columna erguida, comienza a respirar profundamente por la fosa nasal. Después de diez de esas respiraciones profundas, trate de identificar las emociones, pensamientos y sentimientos que aparecen cuando sus ojos están cerrados. Sentirás una presencia enérgica, como un observador. Permita que el observador dirija y guíe sus pensamientos e impulsos. Una vez que los ojos están cerrados, un mundo interior amanece en nuestra conciencia. Hay un cambio instantáneo en nuestras habilidades perceptivas.

Ahora traiga conciencia a lo que se enfoca. ¿Qué patrones se forman? ¿Hay una lluvia caleidoscópica de luz y patrones geométricos; esas son tus neuronas disparando, pero definitivamente hay un mundo secreto con muchos tejemanejes de los que no tenemos idea. Los ojos abiertos revelan lo mundano, pero cuando cerramos los ojos, experimentamos otras energías mundanas o ESP, percepciones extrasensoriales. Las personas ciegas tienen una forma diferente de experimentar el mundo sin ningún estímulo visual y, en la mayoría de los casos, su percepción extrasensorial aumenta.

Si desarrollas esta práctica de sintonizarte con el mundo interior cerrando los ojos, te darás cuenta de lo místico. Puede que no nos demos cuenta, pero lo espiritual, lo místico, esa es nuestra verdadera naturaleza.

Los psíquicos, los clarividentes y los sanadores son los que se sienten inherentemente atraídos por estas facetas de la vida, lo sobrenatural y lo místico. Esas personas pueden sentir los reinos y las energías invisibles de forma bastante directa. Sin embargo, está dentro de nuestro propio poder realizar estas energías, experimentarlas. En tales asuntos, ¡deje que el corazón tome la iniciativa! No tengas miedo de estos reinos, porque parecen misteriosos ahora que se corre el velo y se oculta el conocimiento de tu verdadero ser. ¡Crees que eres este cuerpo de carne y huesos!

Respirar profundamente y cerrar los ojos es el primer paso para experimentar lo místico, lo divino interior; entonces, pruébalo inmediatamente. El cerebro tiene diferentes estados, como alfa, beta, theta y cuando logras esta onda cerebral alfa, te permites ingresar a un paisaje mental imaginario cargado creativamente de infinitas posibilidades. El cerebro siempre está en beta y cuando está en sueño profundo emite ondas theta, pero entre estos dos estados se encuentra el reino de la magia pura. Si todos pudiéramos sentarnos tranquilamente en una habitación solos durante horas, lograríamos estados creativos elevados.

El cerebro es seducido por los cinco sentidos, la vista, el gusto, el oído, el tacto, el olfato y esto es lo que nos mantiene anclados al mundo material, por lo que necesitamos apagar los estímulos sensoriales y prepararnos para llegar a esta onda cerebral alfa. . Si permanecemos en beta, nunca podremos acceder a los reinos invisibles y las energías místicas desconocidas; beta nos mantiene en un estado de estrés y ansiedad perpetuos.

Los alquimistas creían que podían convertir los metales básicos en oro, pero hay una alegoría secreta detrás de esta historia. La personalidad del ego es plomo y el oro se crea cuando desarrollamos la armonía interior. La armonía es la vibración que te permite tejer magia en el tapiz de tu vida, pero ¿cuáles son las formas prácticas de crear armonía?

Cuando somos abiertos, honestos, compasivos y listos para compartir y fusionarnos con los demás, logramos un estado armonioso. Si hay miedo o una perspectiva egoísta, la armonía sigue siendo un sueño lejano. Como seres humanos, tenemos que estar listos para crear uniendo fuerzas con otros al traer nuestra esencia única, nuestras ideas e imaginación al «juego». Este “juego” es divino y es la puerta de entrada para experimentar el alma infinita y nuestra verdadera naturaleza. Es hora de enfocarse en lo bueno de los demás y anular los pensamientos negativos que crean desarmonía.

Cuando venimos con una actitud de colaboración, con los demás y con la naturaleza, invocamos un estado benéfico y curativo para todos los involucrados. Nuestras diferencias deben ser aceptadas y es nuestra singularidad lo que nos hace quienes somos en el panorama general.

Sigue estos pasos básicos para sintonizarte con lo divino que llevas dentro:

  1. Encuentre un lugar tranquilo donde no lo molesten.
  2. Use ropa suelta después de refrescarse y mantenga la espalda recta y los ojos cerrados.
  3. Ahora tome una respiración profunda y reténgala adentro tanto como pueda y suéltela lentamente.
  4. Estar presente en el momento. ¡No tienes otro lugar donde estar!
  5. Continúe con la autoafirmación: ¡YO SOY DIVINO!

El artículo ha sido escrito por Tina Mukerji, una guía del alma que trabaja con Astrología, Tarot, Psiquismo, Yoga, Tantra, Respiración y Mantras. Ella trabaja para descubrir los arquetipos inherentes, mediante el estudio de las cartas astrales.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN


  • SOBRE EL AUTOR


    Es una guía del alma que trabaja con Astrología, Tarot, Psiquismo, Yoga, Tantra, Respiración y Mantras. Ella trabaja para descubrir los arquetipos inherentes, mediante el estudio de las cartas astrales.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Kamagra Levitra Novagra Geciktirici